Acceso

La importancia de retener el talento para la Pyme

Por Helt

pyme, helt.es
El emprendimiento está de moda desde hace unos años. Con la crisis llegaron las oportunidades para crear Startups y Pymes, que son uno de los principales motores de la Economía de nuestro país. Estas empresas tienen una estructura y valores muy diferentes a las grandes empresas y, por este motivo, deben gestionar sus recursos humanos de forma diferente. Y es que, en muchas compañías los empleados no son más que números pero en las empresas pequeñas es esencial implicar a los empleados en la idea del negocio y que crezcan juntos. De esta forma, se creará un vínculo emocional y todos los empleados remarán en la misma dirección, hacia el éxito. Te dejamos unas recomendaciones útiles para retener el talento en una Pyme:

-Lo importante no es el sueldo pero sí que el empleado se sienta valorado. Evidentemente con esto no queremos decir que el empleado trabaje por una miseria. El trabajo siempre tiene un precio y te tiene que compensar llevarlo a cabo pero, lo que sí es cierto, es que si estás implicado en un proyecto no necesitarás grandes cantidades de dinero. Eso sí, agradecerás que de vez en cuando tu jefe te dé la enhorabuena y la posibilidad real de ir creciendo en la empresa.
 
-Buen ambiente laboral. Como venimos diciendo en múltiples ocasiones en este blog, es una de las partes más importantes para que una empresa vaya bien. Para incentivarlo es recomendable estar atento a las situaciones personales de tus empleados, confiar en ellos y, por qué no, de vez en cuando proponer unas cañas “afterwork” o preparar una fiestecilla de Navidad.
 
-Motivar con incentivos. Si sabes que tu esfuerzo va a tener una recompensa en forma de euros, vacaciones, viajes o cualquier otra cosa que te guste, trabajarás más y mejor, ¡no lo dudes!
 
-Flexibilidad. Que tu trabajo no sea una cárcel, en la que estás obligado a entrar y salir a una hora determinada. Es decir, que el jefe ofrezca flexibilidad horaria porque sabe que la vida no todos los días es igual, que pueden surgir cosas que te impidan llegar a tu hora pero eso no significa que no vayas a cumplir con tus deberes. Aquí la confianza en el trabajador es básica.
 
-Saber escuchar. Aunque el jefe piense siempre que hace lo mejor para la empresa, quizás haya veces en las que no sea así. Mantener el canal abierto para que tus empleados te comuniquen cómo creen que mejorarían será útil en todos los sentidos.
 
Estamos convencidos de que si te pones a trabajar en estas líneas y eres sincero con tus empleados lo tienes todo hecho para triunfar. Porque un equipo feliz te dará todo lo que necesites para que tu barco siga a flote por muchos años. No minusvalores el poder del talento de tus empleados.